cropped-White-Black-M-Letter-Logo-Design-Business-Identity-for-Digital-Design-Company.png
AnyConv.com__parasite-min

Parasite: un complejo examen del conflicto de clases

Parasite, del director Bong Joon-ho, combina humor negro, crítica social y suspenso para explorar las divisiones de clase en Corea del Sur

‘Si tuviera todo esto, sería más amable’ conjetura Kim Ki-taek sobre la casa de sus nuevos empleadores. Es una mansión moderna llena de madera bruñida, vidrio pulido y todos los recursos imaginables. La residencia es el polo opuesto al lugar en el vive con su familia: un pequeño departamento subterráneo, un sótano que se asoma a un callejón en Seúl. Para los Kim, la propiedad de los Park es brillante es como una tierra prometida, a solo unos pocos vecindarios de su hogar y, sin embargo, completamente fuera de su alcance.

Ambas casas, la de los Kim y la de los Park, son el centro de Parasite del director Bong Joon-ho, un drama que sin duda se ha convertido en la película del año, ganando reconocimientos en casi todos los festivales y premios en los que participó.

Pocos cineastas pueden manejar una mezcla de tonos tan vertiginosa, pero para Bong Joon-ho, uno de los mejores directores de Corea del Sur, es una marca registrada. Con Parasite ha creado su mejor película hasta la fecha, no es un logro fácil para el hombre detrás de obras que definen el género, como Memories of Murder, The Host y Snowpiercer, que ayudaron a llevar el cine coreano al público internacional. Parasite, que ganó por unanimidad la Palma de Oro de este año en el Festival de Cine de Cannes, es la definición de una experiencia imperdible.

AnyConv.com parasite1 min

Más allá del reconocimiento de la industria a través de los premios, Bong Joon-ho ofrece una historia que se vive con todos los sentimientos imaginables, y que evoluciona, saltando de un tono al otro. 

Esta fábula comienza de manera muy simple: el pobre Kim Ki-Taek, el excelente Song Kang Ho, un actor habitual de Bong, está sin trabajo. Él y su esposa Chung Sook (Jang Hye Jin) viven en un sótano sucio, insalubre y apestoso, en el que los extraños mean y vomitan fuera de su ventana.

En una broma astuta sobre los imperativos sociales, la familia ni siquiera tiene Wi-Fi a menos que se lo roben a un vecino. Eso es un verdadero fastidio para los hijos adolescentes de Kim, su hija Ki-Jeong (Park So Dam) y su hijo Ki-Woo (Choi Woo Shik). Sin embargo, por suerte para Ki-Woo, un amigo le hace un favor dándole una recomendación para un trabajo y su hermana puede falsificar un diploma. Pronto, lo contratan como tutor de inglés para la hija del rico clan Park.

Es ese trabajo el que pone en marcha la trama. Ki-woo encuentra una gran admiradora en su alumna, la pequeña adolescente Da-Hye (Jung-Hye) que se enamora de él al instante. Sin embargo, el joven está más seducido por la riqueza y el estilo de vida de sus empleadores, sin importar que el emprendedor. Su esposa, Yeon-Kyo (Cho Yeo Jeong), está tan impresionada por las habilidades de enseñanza del joven que menciona su necesidad de un tutor para mejorar las habilidades de pintura de su hijo menor, Da-Song (Jung Hyeon Jun). Ki-Woo recomienda a Ki-Jeong, hablándole a su jefa de las habilidades como terapeuta experta en arte de la joven, sin decirle que es su hermana.

Pronto el plan se intensifica. ¿Por qué no hacer que su madre reemplace al ama de llaves que vive en la mansión (Jeong Eun Lee), por cualquier medio, por muy siniestro que parezca? ¿Y quién mejor que su padre para reemplazar al chofer de la familia al volante del Mercedes? No pasa mucho tiempo antes de que los Kim, pretendiendo no estar relacionados, hayan ocupado la casa de los Park, en una suerte de sátira perversa. Es una invasión a la casa en una escala insidiosa.

AnyConv.com parasite 2 min

Y aunque Parasite tira dardos perversamente divertidos sobre la guerra clasista, la situación se vuelve peligrosa y mortal. Comienza como una sátira con conciencia de clase. Termina como un retrato de un mundo en guerra consigo mismo.

Bong expone la avaricia humana como el monstruo de la película, devorando el concepto mismo de lo que es correcto y de lo que no. ¿Quiénes son los parásitos? ¿Los Kim que optan por estafar con identidades falsas y títulos de los que carecen a una familia para poder subsistir? ¿O los Park que explotan a los Kim como esclavos? La película disecciona la brecha universal entre los que tienen y los que no tienen, con un ingenio impactante, actualidad social punzante y violencia desgarradora.

Parasite: 9/10