Tau: Una IA que es sorprendentemente tonta

REVIEWS 01/09/2018 Por
Tau es una película sobre Inteligencia Artificial, que carece absolutamente de ella.
2689

Julia es una mujer con todos los conocimientos que te otorga la calle. Su vida se ve trastocada cuando es secuestrada para convertirse en el objeto de un terrible experimento. Lo único que se interpone entre ella y la libertad es TAU (Gary Oldman), una inteligencia artificial desarrollada por su raptor que cuenta con un batallón de drones para controlar el lugar, una peligrosa casa futurista. Julia tendrá que hacer gala de todas sus capacidades y valor para recuperar su libertad y convertirse en la primera persona que logra salir con éxito del lugar. Federico D'Alessandro dirige este thriller de ciencia ficción que ha escrito Noga Landau y que protagonizan Maika Monroe (Independence Day: Contraataque) y Ed Skrein (Deadpool).

Hay una larga lista de actores que luego de ganar el premio de la Academia de Hollywood tiran todo el prestigio adquirido por la ventana embarcandose en quizas proyectos que no tienen sustento, ni cabeza, ni dirección. A este club se subió mi querido Gary Oldman. Fue exactamente por su nombre que me detuve en la lista de reproducción de la plataforma Netflix, por recordar sus actuaciones como Churchill, Drácula, Jim Gordon, Sid Vicious, entre otros, pero la decepción llegó en los primeros quince minutos de película. 


Oldman interpreta a Tau, nada menos, dándole voz a la inteligencia artificial, que siendo una especie de Siri, Alexa o Jarvis, controla la seguridad de la casa donde está cautiva Julia. El objetivo de su creador es lograr una Inteligencia Artificial con las reacciones más humanas y para eso necesita a Julia, quien intenta escapar varias veces de su captar, fallando en todas y entablando una especie de relación con la IA que la custodia. 

2835
Causa impresión el contraste entre  lo avanzado de la ingeniería informática en la cinta y la pobreza de los diálogos. Cuando no adopta una actitud reflexiva, el guión se comporta como cualquier otro drama de una mujer cautiva. Julia se encoge de miedo, inventa atrevidos intentos de escape que invariablemente salen mal, y finalmente sigue el truco más antiguo del libro al convertir el síndrome de Estocolmo en su captor. Su relación floreciente con el Tau profundamente oscuro deja a Alex cumpliendo el papel de villano, que lo hace de la manera más plana posible. Skrein no tiene el típico carisma loco o el abandono maníaco de un científico loco, solo la vena sádica. Lo único que lo separa del depredador habitual de las noticias es una gran reunión de inversores mencionada no menos de cuatro veces. Tal vez Alex creó a Tau a su propia imagen: incomprensiblemente tonto para ser un genio autoproclamado.

La ciencia ficción tiene una reputación como el género cinematográfico más conspicuamente cerebral, y Netflix parece estar en una misión para cambiar eso. La potente mezcla de Tau con un diseño de alta tecnología con una visible falta de actividad cerebral concluye en hacernos perder minutos de vida esperando que algo pase para cambiar la historia, o para que la vuelva al menos como algo que valiò la pena,pero no


tau_poster_jposters

Título original Tau

Año 2018

Duración 97 min.

País  Estados Unidos

Dirección Federico D'Alessandro

Guión Noga Landau

Reparto Gary Oldman, Maika Monroe, Ed Skrein, Fiston Barek, Ivana Zivkovic, Sharon D. Clarke, Ian Virgo,Paul Leonard Murray, Dragoljub Ljubicic, Irene Chiengue Chiendjo, Greg De Cuir,Danijel Korsa

Productora Addictive Pictures / Kaos Theory Entertainment / Phantom 4 Films / Rhea Films / Waypoint Entertainment. Distribuida por Netflix
Género Ciencia ficción. Thriller | Secuestros / Desapariciones

Web oficial https://www.netflix.com/title/80217569

PUNTAJE 4/10

Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Te puede interesar