Dogman: Una historia que parece local

REVIEWS 26 de junio de 2019 Por
El cine italiano nos trae a uno de sus exponentes actuales más impresionantes. Un drama que se siente propio en las tierras de Buenos Aires, Argentina, pero con su origen pleno en el viejo continente.
Dogman

Por Juan Barrios

El pasado 2018 fue estrenada en Cannes Dogman, obra dirigida por el cineasta italiano Matteo Garrone, contando una historia inspirada en el conocido “delitto del Canaro”, el homicidio del criminal y boxeador amateur Giancarlo Ricci, acontecido en 1988 en Roma, a manos de Pietro De Negri, conocido como “El Canaro”.

El filme se aleja de los hechos reales para contar la historia a su manera, desde el punto de vista de Marcello (Marcello Fonte), un peluquero de perros que vive en el barrio de la Magliana de Roma, quien para poder acomodarse frente a su complicada situación económica, también trafica cocaína, esto lo conduce a una turbia amistad con Simone (Edoardo Pesce), un ex boxeador que tiene mala fama en el barrio por ser un violento ladrón.

DOGMAN_Marcello Fonte_foto di Greta De Lazzaris_MG_0097

En uno de los encuentros entre ellos, Simone descubre que una de las paredes del negocio de Marcello el cual está pegado a una joyería, es hueco y le sugiere agujerear la pared para así robar la tienda, lo que liderará a una seguidilla de traiciones y venganzas

La narrativa es muy propia de las películas del viejo continente, utilizando planos secuencias largos donde podemos apreciar la excelente actuación por parte de ambos protagonista y antagonista respectivamente, dando a lugar a climas que uno puede sentir a flor de piel, encontrando características similares a las que logró Sebastián Schindel dirigiendo a Joaquín Furriel en El Patrón: Radiografía de un Crimen en 2013, haciendo que por momentos la película se sienta como una historia que podría pasar en la Argentina, tal vez por la forma de ser de los personajes italianos, con quienes compartimos similitudes a la hora de los negocios y relaciones laborales (sin caer en estereotipos racistas), lo que hace que esta historia se sienta como algo que de verdad podría pasar en nuestro país.

DOGMAN_Edoardo Pesce e Marcello Fonte_foto di Greta De Lazzaris_DSF7372 (1)

Las construcciones de los climas, como se marcó en un momento, cuentan con aspectos de dirección impresionantes; el timing es algo primordial a la hora de hacer un drama, y Garrone lo tiene más que claro, apostando por escenas y secuencias donde todo está posicionado a propósito, y donde no sobran ni faltan segundos, apoyándose en la espectacular dirección de fotografía por parte de Nicolai Brüel quien en gran parte utilizó los paisajes del barrio donde la historia transcurre, explotando así  los recursos tales como la iluminación natural, con espectaculares tomas de amaneceres y atardeceres acompañados de una paleta de colores que le otorga esa armonía al drama con colores frios, desaturados y llenos de contraste.

DOGMAN_Marcello Fonte_foto di Greta De Lazzaris_MG_1980 copy

Por otro lado, como ya se ha hablado antes, las actuaciones por parte de Marcello Fonte y Edoardo Pesce dan que hablar, haciendo uso de técnicas actorales dignas de galardones. Se puede ver que ambos actores cuentan con la experiencia necesaria para poder enfrentarse ante las complicadas situaciones que el guión presenta, donde deben llevar sus capacidades al máximo.

Uno de los aspectos a remarcar, es el uso de la violencia, el cual no es del todo explícita, pues es solamente demostrada a través del personaje de Pesce, quien se puede ver desde su introducción que es alguien con problemas de ira. A lo largo del filme vemos como los personajes van evolucionando y esta misma violencia deja de estar presente, hasta que al final principal en la trama, dejando así una construcción de personajes avasallante, impactante y explosivo, llegando a una conclusión realista y triste, donde podemos ver como alguien que siempre trató de hacer las cosas bien puede ser corrompido y llevado a la pérdida de los estribos con las medidas y procesos necesarios.

Sin duda una gran película recomendable para ver en los cines, sobre todo si uno es un gran amante del cine europeo.

PUNTAJE: 9/10.

Dirección: Mateo Garrone.

Guión: Ugo Chiti, Massimo Gaudioso, Matteo Garrone.

Dirección de Fotografía: Nicolai Brüel.

Música: Michele Braga.

Montaje: Marco Spoletini.

Protagonistas: Marcello Fonte, Edoardo Pesce, Nunzia Schiano.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar