El Hijo de la Oscuridad: Pueblo chico, infierno grande

REVIEWS 23 de mayo de 2019 Por
Titulada originalmente Brightburn, esta película toma el concepto de superhéroes y lo lleva al plano del suspenso, y hasta terror.
Poster

De la mano de David Yarovesky (The Hive, 2014) llega el segundo trabajo cinematográfico de este director (al menos en este puesto), que se trata de nada más y nada menos que una re imaginación de Superman, el primer superhéroe, pero llevándolo al plano del terror y suspenso.

En el pueblo de Brightburn en Kansas, un matrimonio conformado por Kyle (David Denman) y Tori Breyer (Elizabeth Banks), que tiene problemas para tener un hijo natural reciben un inesperado regalo del cielo: una nave espacial con un bebé a bordo, cae en un bosque que linda con su propiedad. La pareja decide adoptar al niño al que bautizan como Brandon (Jackson A. Dunn). Mientras es niño crece sin conocer su pasado, la nave en la que llegó queda escondida en el granero.

Brandon Breyer

Hasta aquí, y evitando los nombres, es claro el paralelismo con la historia de Superman. Incluso, el trailer de la película tenía además de planos muy similares a Man of Steel, la misma tipografía que utilizó la producción de Zack Snyder y DC Comics de 2013. Sin embargo, al descubrir sus poderes, el joven Brandon comienza a utilizarlos para lastimar a sus vecinos, compañeros, y bueno, para saber más, vean la película.

Escrita por Brian Gunn y Mark Gunn (Viaje 2: La Isla Misteriosa, 2012), si les suena el apellido, es porque Brian es hermano y Mark primo de James Gunn (Guardians of the Galaxy, 2014) quien además produce la cinta. Brightburn explora el costado más terrorífico del mundo superheróico mostrando cuán retorcido puede llegar a volverse si un personaje con increíbles super poderes desarrollara una mentalidad retorcida y malvada. La historia presenta una narrativa que lleva al espectador a disfrutar de una trama regular, y la dirección de Yarovesky completa el proyecto de manera muy correcta, aprovechando todo cliché del género que pueda utilizar pero utilizándolos de manera inteligente.

Elizabeth Banks

Los efectos visuales son limitados, y se agradece una correcta utilización del CGI con el bajo presupuesto que ha manejado la cinta, ya que en ningún momento se siente exagerado o inorgánico. Las actuaciones son para destacar, sobre todo la de Elizabeth Banks que nos presenta a una madre que debe enfrentar la peor situación: "descubrir y aceptar que su pequeño, a quien crió y educó correctamente, y ama sin concesiones, es un monstruo".

La música estuvo a cargo de Tim Williams (Wild horses, 2015), quien además de manejar la tensión con su partitura, se mofa del "A new kind of Hope" de Hans Zimmer de Man of Steel, tomando su leitmotive de quinta ascendente, para repetirlo y luego deformarlo, de esta manera se reconoce la referencia directa al hombre de la capa roja y la S en el pecho.

Jackson A Dunn

Lamentablemente, a América Latina ha llegado una versión censurada de esta obra, por lo que escenas que se publicitaron fueron quitadas de la cinta. Esto le quita mucho impacto a la cinta, y la rebaja a un lugar de "una película más de suspenso" pero con superheroes.

Putuación: 6,5/10


Título Original: Brightburn
Dirección: David Yaroveski
Guión: Mark Gunn, Brian Gunn
Protagonistas: Elizabeth Banks, David Denman, Jackson A. Dunn
Productores: James Gunn, Kenneth Huang
Música: Timm Williams
Producción: The H Collective
Distribución en Argentina: Sony Pictures Releasing
Estreno en Argentina: 23 de Mayo de 2019

Alejandro Martinez

Fan de las historias, melómano y lector empedernido.

Te puede interesar