'Dirty John': Cuando la carencia de amor propio le abre las puertas a un psicópata

REVIEWS 17/02/2019 Por
En la década del '80, había un libro de gran venta llamado "Mujeres inteligentes / elecciones estúpidas", que trataba sobre decisiones románticas ruinosas. Por supuesto, los hombres hacen tonterías amorosas, malas elecciones, también. La historia del cine negro está poblada con ellas, pero por razones culturales profundamente arraigadas, tenemos una fascinación especial con las mujeres que se enamoran del hombre equivocado. De hecho, ese error es el eje de esta serie que publicó Netflix el día de San Valentín, basada en una historia real y escalofriante.
dirty

Esta historia de crimen real sobre un estafador sociópata, John Meehan, y la rica diseñadora de interiores, Debra Newell, surgió por primera vez en seis largos artículos del  reportero Christopher Goffard en el LA Times en octubre de 2017. 

Goffard también presentó la historia en una serie de seis podcasts, con el extenso testimonio de Newell y sus hijas, Jacquelyn y Terra. Difícilmente se podría haber hecho estos podcasts, mucho más inventivamente estructurados de lo habitual, sin caer en la trampa de andar despacio después de que un periodista investigara la historia. Goffard ha explicado que se inspiró en las cosas que absorbió cuando era niño, "como los viejos dramas de radio y suspenso de Orson Welles". 


John Meehan le profesó un amor eterno a Debra Newell antes de revelar sus verdaderos colores. Dirty John se descargó 10 millones de veces en las seis semanas posteriores al lanzamiento y sigue siendo el sexto podcast más popular en iTunes. Convertido en el podcast más descargado de todos los tiempos. Ahora se ha trasnformado en un drama televisivo de ocho partes y distribuido al mundo por Netflix.

Dirty John está escrito y producido por Alexandra Cunningham (mejor conocida por sus guiones de Desperate Housewives) y es mucho más resbaladiza y brillante que el podcast, aunque también juega trucos con la cronología para profundizar en la historia de fondo de este hombre horroroso y las mujeres que manipuló. 

dirty
Podemos pensar que entramos en un universo mucho más feliz cuando comienzas "Dirty John". Connie Britton interpreta a Debra Newell, una mujer de más de 50 años de edad que parece haberse realizado en la vida. Es atractiva, usa tacones de Gucci deportivos y es propietaria de un exitoso negocio de diseño de interiores. Pero ella también anhela el amor verdadero. Y cree que lo encontró cuando conoce a su cita en línea, John Meehan, interpretado por Eric Bana: sexy, encantador y generoso. Habla de haber trabajado con Médicos Sin FronterasJohn dice todas las cosas correctas cuando ella nerviosamente le dice que ya ha tenido cuatro esposos. Debra tiene dos hijas mayores ¿Quién confía en John tan poco que quieren poner un gps en su auto? No importa. Cinco semanas después de que se encuentra con él, Debra les está alquilando un lugar de $ 6,500 al mes en Newport Beach. ¿Qué podría salir mal?

Lo que sigue es un fascinante tsunami de mentiras, delirios y peligros. Hay una razón por la que el podcast ha tenido decenas de millones de oyentes. La serie es sumamente entretenida aunque estilísticamente insulsa. Britton, a quien apoyamos a pesar de las desastrosas elecciones de Debra, y por Bana, que tiene el calor ligeramente distante del estafador natural, lo ha hecho muy bien. Al mismo tiempo, deseamos que "Dirty John" fuera más ambicioso. "Dirty John" tiene la delgadez brillante de una película hecha para televisión. Dando por sentado la vida de la clase media alta, nunca profundiza en la historia que se encuentra debajo de la historia, ya sea Debra y sus ideas culturalmente arraigadas de amor romántico o su sentido de derecho. 

dirty2
Connie Britton nos muestra una Debra con la que empatizamos, haciendo que su incesante credulidad sea casi comprensiva. Juno Temple es una de sus hijas mimadas y Julia Garner la menor, Terra, cuya adicción a las películas de zombis es buena al final. Eric Bana es genial como Dirty John, tan sexy y atractivo pero a la vez espeluznante y siniestro. Combina esas cualidades a la perfección: realmente podemos creer que cuando él enfoca la atención en una es imposible resistirse. Sin embargo, ese encanto desestabiliza este drama y lo convierte en el que más disfrutamos viendo. De hecho, uno de los mejores episodios está dedicado a mostrarnos cuán sucio realmente es John. 

La serie teje implacablemente el presente y el pasado de John para detallar aún más su patrón de acoso legal al tiempo que evade el procesamiento por sus propios delitos. Amenaza con maltratar, demandar y archivar las quejas contra la abogada que defiende a  Debra, y aprendemos más sobre el extenso historial de quejas sobre él sobre drogas robadas (que dejaron a los pacientes gritando de dolor) en varios estados donde trabajó, no como médico (como afirmó), sino como una enfermero certificado en el manejo del dolor. En todo momento, era tan experto en hacer que la vida de la gente fuera un infierno que la gente simplemente se sentía aliviada cuando se movía hacia otros objetivos. "Mucha gente sabía que algo estaba pasando", afirma un personaje detective. "Pero mucha gente decidió que no era su problema".

dirty john 1
Quizás el ánimo de mostrar al personaje como encantador juega en contra de la verdadera historia que propone contar la serie, porque lo que estamos disfrutando es ver a una mujer ser engañada por un estafador lo suficientemente cruel como para ofrecer signos de amor y afirmación, de una forma completamente falsa. Algunas de estas escenas no son soportables de ver: no es lo que se necesita para la noche de San Valentín. O quizás es perfecto, dependiendo si ya desmitificaste la idealización del amor romántico. 


Dirty-john
Creator: Alexandra Cunningham
Stars: Connie Britton, Eric Bana, Juno Temple 

Puntaje: 7/10

Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Te puede interesar