"YOU": Toda historia tiene más de una cara - Crítica

REVIEWS 26 de enero de 2019 Por
¿Cuál es tu límite en lo que harías por amor? La obsesión de un psicópata lo arrastra hasta romper con los límites de la coherencia y el sentido común, a un lugar donde el asesinato no está fuera de discusión
YOU3

El thriller psicológico YOU fue estrenado en septiembre pasado en Lifetime y pasó por la cadena sin pena ni gloria. Netflix incluyó la serie en su grilla y tuvo un auge importante. 

Es una serie adictiva, aunque el logline es más inexacto que cualquier otra cosa: "Un ingenioso gerente de librerías confía en su inteligente conocimiento de Internet para hacer que la mujer de sus sueños se enamore de él". Ese logline obviamente es engañoso: el " El "inteligente" gerente de la librería utiliza su conocimiento de Internet para acosar a una mujer para que se enamore de él. No existe la idea de acoso tierno y romántico, sino más bien algo enfermo. Joe Goldberg (Penn Badgley) roba el teléfono de Guinevere Beck (Elizabeth Lail), sigue sus textos, revisa todas sus cuentas de redes sociales, irrumpe en su apartamento, la observa tener relaciones sexuales tanto dentro como fuera de su apartamento, y cuando amigos o exs interfieren con el plan de Joe para conquistar a Beck, el asesinato no está fuera de discusión.

En la era MeToo, ¿cómo es que esta serie se volvió locamente popular? Es confuso. Tal vez ayude que las amenazas que Joe plantea son reales, y el personaje probablemente golpea terriblemente cerca de la realidad de muchas personas.

Pero lo interesante de Joe es que es un villano protagonista. No hay nada de antihéroe en él: es pura maldad, y estamos viendo el espectáculo desde el punto de vista de un acosador espeluznante y asesino. Muchas personas amamos a algunos villanos convincentes y determinados, como a Killmonger en Black Panther para nombrar a alguno, pero no hay nada que genere simpatía en Joe Goldberg.

YOU1
Este es el comienzo de una tragedia, ya que Joe que es gerente de una librería evalúa a su presa: un estudiante de poesía que se abre camino a través del laberinto de su tienda en busca de libros de Paula Fox. "No estás aquí para ser comida con los ojos, pero esas pulseras, que suenan. Te gusta un poco de atención", Joe decide, en su cabeza, dónde residimos durante la mayor parte del espectáculo. "Está bien, yo muerdo".

Los dos intercambian inofensivas bromas. Por supuesto, no hay nada intrínsecamente nefasto en las sonrisas tímidas y unas pocas palabras sobre el magnetismo "epidémico" de los llamados "autores famosos", pero la promesa de peligro está implícita. La cliente, Guinevere Beck, paga su libro y se va. Pero Joe ya ha mordido. Él saca su nombre de su tarjeta de crédito, luego encuentra su Instagram, luego su casa, luego, como un degenerado, se masturba en los arbustos al otro lado de la calle de su casa mientras la mira a través de su ventana sin cortinas masturbándose, como si quisiera unirse a ella en una escena de autoamor retorcida.

YOU2
Las redes sociales han hecho un panóptico fuera de nuestras vidas y todos hemos hecho nuestra parte justa de Instagram en un momento u otro, de ahí la banalidad del término "creeping". Pero el creeping de Joe tiene menos principios: roba el teléfono de Guinevere, y, finalmente, su computadora portátil, para minar los datos de su vida y simplificar su depredación. Joe es un acosador. No tiene sentido de los límites, o al menos no se preocupa por ellos, y comete un error en el secuestro por heroísmo y la violencia por amor. Es encantador, sí, y es agradable de ver, pero el punto es que es un sociópata.

La serie está en su mejor momento cuando su sátira es nítida, cuando hace bocetos de caricaturas de personajes arquetípicos: dickheads de fondos fiduciarios sin gluten; influencers de las redes sociales con mentalidad de cuerpo positivo, el protagonista, blanco y heterosexual que ha leído a Judith Butler. ("A veces juro que soy la única feminista real que conoces", especula Joe cuando Guinevere y sus amigos ven The Bachelor.) Y por muchos momentos las reflexiones que surgen de su protagonista son bastante reales: "Al final del día, La gente realmente es decepcionante, ¿no es así?"

YOU4La actuación más divertida proviene de Peach (Shay Mitchell), la niña rica y eternamente depresiva, que trae una presencia dramática y jabonosa a la serie que te hace extrañarla en el instante en que desaparece de la vista. También es muy consciente de nuestras ansiedades en relación con el estado de la seguridad en línea y la mitología de esa seguridad.

Parece demasiado fácil, o quizás no crítico, descartarlo como un medio retorcido de "romantizar" el acto decididamente poco romántico de acosar a alguien. Sin embargo, la respuesta instintiva ha sido posicionarlo como una especie de falla moral. No es así: ninguno de los "romances" se presenta de una manera que nos permita, incluso por un momento, estar ciegos ante la destrozada mierda de todo lo que pasa. Y no hay una sola interacción que se pueda desarrollar que se pueda llamar de otra manera que no sea manipulativa. La toxicidad de las relaciones no está limitada por el interés sexual. Es casi imposible localizar a un personaje que no tenga una doble moral. ¿Y qué es lo romántico, de todos modos, sobre el asesinato?

El mayor crimen del que es culpable ésta serie es su extensión de absurdo extremo. El sótano de la librería que se dobla como una prisión insonorizada. La gorra de béisbol que hace invisible a nuestro antagonista. Joe le prestó a su vecino más joven una copia del Frankenstein de Mary Shelley "porque puedes ver las cosas desde el punto de vista del monstruo para que sepas que no es tan malo". 

La trama no es completamente segura, ni siquiera creíble, y sin embargo, antes de que podamos quejarnos y plantear el por qué Guinevere ni siquiera se percata de quién es en realidad su pareja, tiene nueve episodios del que no podemos despegar. Y, tal vez, nos quedemos pensando en cuánto de nuestra intimidad compartimos en las redes sociales, quién podría estar fuera de tu ventana y por qué incluso empezaste a vernos con determinadas personas. 

PUNTAJE 5/10

YOU 
Título original: YOU
Creadores: Greg Berlanti, Sera Gamble
Actores: Penn Badgley, Elizabeth Lail, Luca Padovan, Zach Cherry Shay Mitchell
País de origen: Estados Unidos

Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Boletín de noticias