Crítica - Bumblebee: La precuela que Transformers necesitaba

REVIEWS 20 de diciembre de 2018 Por
Lamentablemente, la franquicia Transformers se convirtió en sinónimo de una calidad terrible, ya que las últimas películas que la integran realmente han sido decepcionantes. En cada película Michael E. Bay se alejó cada vez más de lo que supo cautivar al público. Todo esto cambió con Bumblebee, una precuela de Transformers de 2007 y la primera de toda la saga que no es dirigida por Bay.
bumblebee POSTER

La historia comienza en los '80, en Cybertron durante la guerra civil entre los Autobots y los Decepticons. En su desesperación, Optimus Prime envía Bumblebee, quién en ese momento se llama B-127, a la Tierra para establecer un lugar seguro para que los Autobots se reagrupen para derrotar a los Decepticons. Bumblebee pierde su memoria al llegar a la Tierra y allí comienza la aventura. 


La precuela, mal llamada spin off porque es la primer llegada de los Autobots a la Tierra, transcurre en una ciudad costera de California: Alf es el nuevo programa de televisión, mientras que la heroína rebelde adolescente Charlie Watson (Hailee Steinfeld) pasa su tiempo escuchando cassettes de Elvis Costello y The SmithCharlie también tiene una inclinación mecánica heredada de su difunto padre, con quien compartía tiempo tratando de reparar un auto para ella, y convence al propietario de un desarmadero local (Len Cariou) para que le dé un escarabajo VW amarillo destartalado de forma gratuita para que pueda arreglarlo.

Una vez encerrada en el garaje familiar con su nuevo auto amarillo, este se revela como un disfraz adoptado por un robot imponente del espacio exterior, apodado "Bumblebee" por Charlie, quien rápidamente acepta guardar el secreto de los adultos. Como miembro de la noble raza Autobot, Bumblebee se esconde en nuestro planeta para evadir a sus enemigos, los Decepticons.

bumblebee 1
Mientras que las fuerzas terrenales y extraterrestres están colaborando para identificar la ubicación de Bumblebee, él y Charlie aún tienen tiempo suficiente para unirse. No habla, aunque aprende a comunicarse en fragmentos de canciones pop; no completamente consciente de su difícil manejo, se parece a una mascota gigantesca y torpe, además de ser, naturalmente, un sustituto del padre fallecido de Charlie.

La relación entre los humanos y los Autobots siempre ha sido el eje de las historias de Transformers y es en la amistad entre Bumblebee y Charlie que la película encuentra su base. Son absolutamente adorables cuando se están conociendo y sus interacciones son divertidas y, en ocasiones, incluso conmovedoras. Bumblebee es increíblemente expresivo y la animación está bien lograda. Es obvio que este fue el enfoque principal de la narrativa y cada vez que este par está en la pantalla, brilla. Sin embargo, cada vez que la película cambia al conflicto principal o a cualquiera de los otros personajes, la calidad disminuye bastante, se torna tediosa, y en ocasiones arranca algún que otro bostezo. Simplemente no hay profundidad en ninguna de las caracterizaciones del resto del elenco y gran parte de la trama se basa en la coincidencia o se siente ideada. Dicho esto, no es necesariamente un factor decisivo, solo un poco decepcionante.

BUMBLEBEE 2
Una de las principales objeciones de los fanáticos con las películas de Bay fue los horribles rediseños de los personajes que parecían montones de chatarra de metal juntos. Los Autobots y los Decepticons tienen sus antiguos esquemas de color, lo que hace que seguir las escenas de lucha sea infinitamente más fácil y más satisfactorio, que es el punto de hacer que los robots tengan colores brillantes con siluetas distintivas en primer lugar. Aunque muchos planos fueron cortos y hubiera tenido mayor sentido que esas secuencias de batalla tuvieran planos generales, para un mejor deleite de la audiencia. 

Travis Knight, que se hizo cargo de la silla del director de Michael Bay, resultó ser lo mejor de la historia. Logra darle sentimiento a una cinta inserta en una franquicia que básicamente fracasa en este aspecto. Hay más corazón aquí que en cualquiera de las películas recientes de Transformers, no importa lo mucho que lo hayan intentado. Un poco de crédito por esto debería ir a la guionista Christina Hodson. Si bien ciertamente hay muchos momentos de humor en la película, no es el del tipo de humor obvio, ni nada parecido. Va dirigido a un público preadolescente, y a un entorno familiar.

BUMBLEBEE 3
Esta película tiene mucho que amar, especialmente la química en las actuaciones entre Steinfeld y Lendeborg Jr. Su actuación en Edge of Seventeen  ya demostró que puede liderar una película, pero aquí se comprueba que también puede liderar una película de acción. Por supuesto, la audiencia ya está aquí por los robots, pero la estrella en ascenso, quien tiene un gran tiempo en pantalla los sorprenderá positivamente.

La franquicia de Transformers estaba muerta en el agua después de la última entrega, pero Bumblebee  ayuda a devolverle la frescura que tan desesperadamente necesitaba.

BUMBLEBEE SE ESTRENA EN ARGENTINA EL 26 DE DICIEMBRE


Bumblebee-poster

Dirección: Travis Knight
Producción: Michael Bay, Stephen Davis, Tom DeSanto, Lorenzo di Bonaventura
Guion: Christina Hodson, Kelly Fremon Craig
Basada en: Bumblebee de Hasbro
Música: Dario Marianelli
Fotografía: Matthew Libatique
Montaje: Paul Rubell
Protagonistas: Hailee Steinfeld, John Cena, Jorge Lendeborg Jr., Rachel Crow, Jason Drucker, Pamela Adlon, Kenneth Choi 

PUNTAJE: 7/10

Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Boletín de noticias