Venom: Cuando el marketing es el mayor responsable del fracaso

EDITORIAL 10 de octubre de 2018 Por
Después de abrirse a las malas críticas pero con un muy fuerte ingreso de taquilla, nos preguntamos ¿Los tráilers de Venom promocionaron la película erróneamente al público? 
Venom-Poster-Tom-Hardy

 Venom tuvo en la taquilla doméstica una apertura de mas de $80 millones, en su primer fin de semana en cartelera. Esos números ofrecen fuertes señales para los planes de Sony de expandir su franquicia Spider-Man a su propio universo al estilo Marvel. Desafortunadamente, los  comentarios sobre  Venom no han sido tan amables. Actualmente, la película se encuentra al 30% en Rotten Tomatoes y tiene una calificación de 35% en Metacritic. Por el bien de la comparación, la principal competencia de Venom en la taquilla esta semana,A Star is Born, tiene 91% y 88% respectivamente.

La crítica arrolló la película por su tono difícil de manejar, su falta de originalidad, la inevitable ausencia de Spider-Man, que sigue siendo la clave de los orígenes del personaje de Venom, y la naturaleza inacabada de la historia. Muchos nos cuestionamos si la película había sido cortada en la sala de edición antes del lanzamiento, ya que tuvimos promesas anteriores de que sería una película con clasificación R. Si bien se había creado mucho entusiasmo a partir de la perspectiva de una historia de Venom con calificación R, que profundizara en las raíces violentas del personaje, los fanáticos no pudimos evitar sentirnos decepcionados cuando se reveló que el producto final era una película de PG-13.


Gran parte de la controversia surgió de los avances y la forma en que se comercializó la película. A medida que la publicidad se acercaba al día del lanzamiento, Sony parecía cambiar radicalmente la pista sobre qué era exactamente la película que estaban vendiendo. Sin embargo, ninguno de los tres principales avances lanzados para Venom realmente vendió lo que es. En última instancia, esto, y la propia confusión de Sony sobre el proyecto, puede ser lo que más lastimó a Venom .

La fotografía principal de Venom comenzó a fines de octubre de 2017, y la filmación adicional tuvo lugar en enero del año siguiente. Tom Hardy concluyó oficialmente la filmación ese mes, y el primer  trailer de Venom se lanzó en febrero de 2018. El teaser fue ampliamente ridiculizado como derivado y decepcionante, entre otras cosas porque el propio Venom no aparece. En cambio, el pequeño avance trata sobre los actores principales que parecen desconcertados, algunos accidentes automovilísticos, tomas generales de San Francisco y una breve foto de un simbionte. Si fueras un fanático de Venom, se te perdonaría ver el teaser y pensar que era para una película totalmente diferente.


El tráiler claramente había sido apresurado para lanzarse junto a Black Panther, que se estrenó ese mes, pero la falta de tiempo después de la filmación no dejó tomas CGI adecuadas  y de, bueno, Venom. Esto le dio a la comercialización  un mal comienzo. El presidente de SonyTom Rothman, luego reconoció este problema y explicó que el objetivo del adelanto había sido "aumentar la ansiedad" por la película, aunque el efecto es discutible: es cierto que un trailer bien concebido puede aumentar el hype por una película, pero Venom no tuvo esa suerte.

Si bien el personaje era reconocible para muchos fanáticos de Spider-Man, no tenía la base de fans integrada o el atractivo general de Peter Parker, ni tampoco tenía los sólidos fundamentos del MCU para generar entusiasmo. Si el trabajo del teaser de Venom era hacer que la gente se intrigara, fracasó en ese frente. Apresurar un teaser menos de un mes después de que termine el rodaje fue un mal movimiento de Sony.

La falta de CGI fue la menor de las preocupaciones posteriores que generaron los avances. El primer tráiler completo de  Venom continuó mostrando ese ángulo más oscuro que vimos en el teaser y terminó con una revelación completa de Venom. En general, inspiró respuestas mixtas, pero sin embargo estableció un tono y una intención para Venom que el teaser no había logrado; el lema "Abrace su antihéroe interior" le dio a la película una identidad que era fácil de comercializar y la ayudaba a sobresalir en medio de un mercado lleno de superhéroes.


El segundo trailer completo de Venom  continuó esa intención, pero con más enfoque en el propio Venom. Aquí fue donde las preguntas del tono se convirtieron en un problema. Un Venom que hace comentarios acerca de comer los páncreas de las personas y reducirlos a una criatura sin extremidades que gira "como excremento rodando por el viento en la calle" provocó risas más que miedo de los espectadores. Todo parecía un poco demasiado tonto para una película que se promocionaba como un thriller de terror.

Este problema es especialmente molesto una vez que el público vio la película y se reveló que nada tenía que ver con la oscuridad que nos habían vendido. Es menos una historia de origen basada en un cómic y más una comedia de amigos entre un buen tipo y su psicótico parásito alienígena, que tiene un par de escenas de acción que no terminan de cerrar. Y no es que estuviera mal enfocada, simplemente el marketing nos vendió otra cosa. 

Específicamente, el momento "como excremento rodando por el viento en la calle" tiene mucho más sentido, tanto por tono como por temática, cuando llega al final de la película, una vez que el público ha descubierto que Venom es un perdedor que se confiesa a sí mismo. Pero es difícil superar el problema de las audiencias que sienten que compraron algo que no fue lo que querían, y eso es algo con lo que el marketing de Venom tiene que lidiar.

Venom-Poster-Tom-Hardy

Como ya se mencionó, ese momento de "como excremento rodando por el viento en la calle" que se anticipó tanto de los trailers es también el final de la película. No es inusual que las campañas publicitarias tomen momentos clave fuera de contexto y los conviertan en la gran venta de la película; si se hace bien, esto no tendrá mayor trascendencia. El problema con el tráiler de Venom es que elimina un momento deliberadamente cómico de su contexto e intenta posicionarlo como " badass " y simplemente no funciona.

Este no es el único momento de spoiler que revelan los avances mal manejados. El segundo tráiler oficial se abre con Eddie Brock llegando a la prisión de San Quintín en su motocicleta y escoltado por los pasillos por un guardia de la prisión. En este contexto, este momento no está en la película: es de la escena post-créditos de Venom que actúa como un gancho de continuación, en la que Eddie va a la cárcel para entrevistar a Cletus Kasady, también conocido como Carnage (interpretado por Woody Harrelson). La escena parece haber sido utilizada para el tráiler para enfatizar ese tono de suspenso más que para agregar algo sustancial en términos de la historia que la película ha elegido contar. Para vender aún más la película como algo que no es, el equipo de marketing de Sony arruinó a Venom.

Venom-Symbiote-Costume-Teeth-Smiles

Quedan preguntas sobre qué tipo de película de Venom originalmente querían hacer y la que realmente terminaron creando. Gran parte de la charla sobre producción se centró en cómo Venom sería una película de cómics verdaderamente adulta similar a Logan Deadpool. Los trailers parecían estar más en línea con ese tipo de película. Sin embargo, el producto final es muy diferente: es mucho más divertida, menos preocupada por asustar a la audiencia y más centrada en los debates de Tom Hardy con la voz dentro de su cabeza.

Dado que muchas de las críticas de la película notan sus cambios inesperadamente cómicos como negativos, uno no puede dejar de culpar a Sony por el mal manejo de la comercialización. El mal alboroto y la confusión sobre la clasificación PG-13 de Venom podrían haberse manejado de manera más eficiente si Sony hubiera dado a la película el marketing que tenía más sentido. Sin embargo, esto también puede haber sido algo que Sony no podría haber evitado. Aunque Fleischer afirma que la película siempre tuvo la intención de ser una PG-13, él ya había dado entrevistas hablando sobre cómo Venom tomaría ventaja de la calificación R Se especula que la película fue cortada o remodelada en la edición para cumplir con los requisitos de la PG-13, así como para agregar más humor a la película, pero nada de eso se refleja en los tráilers o en el marketing, que se enfoca fervientemente en un tono más oscuro.

La comercialización de la película nunca fue capaz de mantenerse al día con su visión. Si bien esta confusión no parece haber afectado el fin de semana de apertura de Venom, sigue siendo un problema con el que Sony tendrá que lidiar a largo plazo si desea continuar con su planeado Spider-verse.


Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Boletín de noticias