Yorgos Lanthimos: Una breve mirada a su forma de dirigir actores

REVIEWS 08 de noviembre de 2019 Por
Ver galería Screenshot_20191108-194817
1 / 3 - Dogtooth (2009) Dir. Yorgos Lanthimos

Yorgos Lanthimos es uno de los directores cuyo nombre ha resonado en el mundo del cine desde el estreno de su segundo filme: Dogtooth (2009), y sin lugar a duda es alguien que cuenta con un estilo muy marcado, ya sea a la hora de contar historias a través del Screenplay, ídem en la puesta de cámara, así como también en la dirección de actores, siendo este último tópico el que será desarrollado.

El cineasta griego ha demostrado ser un fiel seguidor de la escuela de Brecht, donde el distanciamiento es uno de los métodos que enriquecen a su forma de contar historias, “Distanciarse de la escena para observarla desde el asombro y la curiosidad que producen todos los gestos ordinarios cuando se perciben como extraordinarios”. Reviriego Carlos (2012), “‘Alps’, Brecht según Yorgos Lanthimos” en El Cultural.
De esta forma también se puede entrever otras de sus influencias, tales Artaud, Beckett y Breton; la filmografía de Lanthimos cuenta con aspectos de estos artistas, ya sea el teatro de la crueldad de Artaud, donde la base del desarrollo parte desde el intento de impacto y asombro hacia los espectadores, pues, Yorgos tiene la particularidad de tener personajes que parecen inexpresivos, pero a pesar de esto, logra que se expresen a través de la violencia, esta no es infundada, sino que retrata, entre otras cosas, la violencia que se vive en el día a día, sin retratarla de la manear más “hollywoodense” posible, mostrando sangre y balas por doquier, sino mostrando la violencia doméstica, la cual, valga la redundancia, hace que el espectador sienta la crueldad y crudeza del mundo que el cineasta nos presenta. En relación con Beckett, este punto va muy ligado a su forma de interpretar a Breton: el director hace uso del absurdo en toda su filmografía, engañando al espectador, haciendo que encasillemos su género como “comedia negra” pero lo que Lanthimos intenta es expresar el surrealismo a su manera, planteando sus mundos y sus personajes. Esto apoya a las declaraciones del propio Yorgos, donde en una entrevista para “The Globe Mail” ha dicho: 
“Creo que está conectado con el estilo de escritura, porque realmente yo nunca les he pedido que hagan algo en particular. No les pido que hablen o actúen de cierta forma. Recae en la forma en la que ellos (los actores) entienden el tono de la escritura y lo escalan de forma que les suene lo más natural para ellos el decir esas palabras. Todo lo que hago es simplemente darles el valor para decir esas palabras, estar ahí, hacerlo, y ellos mismos entienden si lo están haciendo correctamente o no.”
Por otra parte, en una entrevista para “The Hollywood Reporter” el cineasta declaró: 
“(…) Por el lado de los actores, fui lo suficientemente afortunado, aunque nunca tuve la intención, de dirigir obras de teatro en Grecia. Eso me permitió entender como podría trabajar con actores y conseguir lo que yo quiero conseguir (…)”
Esto apoya a las estructuras que se plantean en la filmografía del director greco: 
En Dogtooth (2009) podemos apreciar el distanciamiento que existe en relación para con la puesta de cámara y las actuaciones de los personajes, siendo este filme una arremetedora crítica a la crianza, y como las relaciones paternales están a un paso de ser completas dictaduras; siendo el miedo al otro y la sobreprotección una excusa del padre de la familia para que su familia no salga al exterior, creándoles miedos inexistentes que están alimentados por la misma ignorancia y pensamiento “fundado” que tienen sus hijos, en donde la creación de su propio vocabulario es lo que aproxima al surrealismo sin dejar de ser creíble ya que este aspecto que se ve a lo largo del metraje tiene una razón de ser lógica para los personajes; en donde el instinto materno de proteger a sus hijos se distorsiona al punto de cambiarle los significados a las palabras a su favor para no tener que explicarles cosas del mundo exterior.
Por otro lado, The Lobster (2015) se acerca más al surrealismo, planteando un mundo distópico donde todos los humanos deben conseguir una pareja para toda la vida (haciendo alusión a las langostas, quienes al encontrar pareja van agarradas de las pinzas para no perderse) o sino estos serán convertidos en animales. Este surrealismo, como se indicó anteriormente, va de la mano con el absurdo, pues, en síntesis es una trama que a simple vista suena disparatada, pero a la hora de plasmarla en la puesta funciona, todo ese universo está construido de forma de que por más absurda y surrealista que sea, todo está fundamentado y las cosas si o sí rigen según las reglas planteadas por el universo, en donde en todo momento te hacen entender que, la vida en pareja y con tu “media naranja” es la única solución y la única forma de vivir en este mundo.
Finalmente, The Killing of a Sacred Deer (2017) también continua con la forma surrealista y absurda de contar historias que ya había creado anteriormente el cineasta, creando un mundo donde las relaciones interpersonales son, entre otras palabras, inquietantes y poco convencionales, donde otra vez se plantea a la familia y la crianza pero ya no desde un punto de vista de sobreprotección y miedo al otro como en Dogtooth, sino que ahora trata sobre el miedo, el miedo a la pérdida, en un mundo donde aparentemente las maldiciones son reales y los personajes se construyen como si fuesen vengativos y crueles, donde las expresiones trascienden lo emocional y pasan a ser físicas, transgresoras, de forma que la violencia se presenta como un medio y no como un fin, y demostrando como esta nunca llega a nada; al llegar al final y luego de toda la violencia, la pérdida es inminente y no hay vuelta atrás.
En resumen, la filmografía de Lanthimos cuenta con estos aspectos que van de la mano tanto a la hora de dirigir actores como a la hora de crear una narrativa y una puesta de cámara.
Filmografía: Dogtooth (2009), The Lobster (2015), The Killing of a Sacred Deer (2017), 
Bibiliografía: 
Reviriego Carlos (2012), “‘Alps’, Brecht según Yorgos Lanthimos” en El Cultural. 
Foulkes, Sarah (2017), “The Yorgos Lanthimos School of Acting” en Film School Rejects
“Yorgos Lanthimos Talks “Love” & “Suffering” on Directing Process | Close Up”
 
 
 
 
 

Te puede interesar