The Red Sea Diving Resort: Chris Evans se convierte en el Móises del Mossad

REVIEWS 06 de agosto de 2019 Por
Inspirado en notables misiones de rescate de la vida real, THE RED SEA DIVING RESORT es la increíble historia de un grupo de agentes internacionales y valientes etíopes que a principios de los años 80 utilizaron un refugio de vacaciones desierto en Sudán como un frente para contrabandear a miles de refugiados a Israel.

En Etiopía hubo judíos negros por generaciones. Son los conocidos como Beta Israel y su historia es fascinante. El origen de los Beta Israel sigue sujeto a distintas teorías. La tradición de la propia comunidad dice que son descendientes de la tribu de Dan, directamente llegados a Etiopía desde Egipto cuando el Éxodo. En la segunda mitad del siglo XX, tras haber estado ocultos a los acontecimientos de Occidente, el recién creado Estado de Israel, por razones evidentes, se interesó por ellos.

En los años setenta, el Rabinato de Israel emitió resoluciones unánimes que consideraban a los Beta Israel miembros del pueblo judío, pese a que necesitarían un proceso de conversión exprés. Posteriormente, ante la situación que vivían en Etiopía, el ejército llevó a cabo dos operaciones de transporte masivo para sacar a la mayoría de los Beta Israel y llevarlos al Estado judío. La primera, en connivencia con la CIA, se llevó a cabo en 1984 para transportar a miles de judíos etíopes de Sudán a Israel y fue conocida como Operación Moisés. La segunda, la Operación Salomón, sacó en 1991 a 14.324 judíos etíopes, previo pago de 26 millones de dólares al gobierno de Mengistu. En total, los israelíes consiguieron rescatar a 22.000 judíos etíopes. Actualmente son unos 135.000 los judíos etíopes o descendientes que viven en Israel.


The Red Sea Diving Resort está inspirada en la Operación Moisés, ubicada en la década del '80. La película está protagonizada por Chris Evans y cuenta como un pequeño escuadrón de espías del Mossad, servicio de inteligencia israelí, utilizó un complejo turístico instalado en Sudán como pantalla para rescatar a miles de refugiados etíopes y poder conducirlos a Israel.

Chris Evans interpreta a Ari Levinson, el líder de campo de la misión. Evans es un buen actor, pero puede pasar por un israelí tanto como Ben Affleck hizo de Tony Mendez en Argo. El problema de este tipo de historias es que sin el elemento blanco, muchas veces las productoras piensan que no pueden llegar a resultar tan atractivas para el público.

The Red Sea Diving Resort 1
Infiltrados con su equipo en Sudán, Ari alquila un resort, que utiliza como base de operaciones para los rescates, pero en un momento a ese hotel llegan turistas de verdad, con la misión a punto de ser cancelada, Ari oficializa el complejo turístico como tal a pesar de que sus superiores están en contra de esto, incluso su supervisor directo Ethan Levin ( Ben Kingley). 

Durante gran parte de la película, Raff hace que los rescates de Ari se desarrollen sin problemas, mientras que los esfuerzos de Kabede, su conexión etíope para organizar y liderar estos escapes podrían haber ofrecido más drama y tensión. Hay algunos intercambios de disparos y ejecuciones masivas, pero la película en gran parte solo insinúa las principales secuencias de acción, que no terminan de llevarse a cabo. 

the-red-sea-diving-resort 2
El punto destacado de la película es el de la idea de administración de un complejo turístico real, habitado por turistas que no tienen idea de las actividades paralelas de los encargados del hotel. Es aquí donde el elenco brilla, pero no lo suficiente para las dos horas que dura la aventura.

Raff no siempre hace el mejor uso de su tiempo frente a la pantalla para atascarse en la política y subtramas inconsecuentes como los problemas de Sammy con el liderazgo de Ari. Greg Kinnear tiene un papel secundario aparentemente aleatorio como el agente de la CIA Walton Bowen, que sólo se torna importante en el acto final. Hubiera sido bueno que el director dedicara más tiempo al equipo protagonista y que se llevara esa química que se vio pero muy poco, a la pantalla. 

the red sea diving resort 3
Evans, que luce su barba y cabello Infinity War y nos recuerda a Nomad, maneja muy bien a su personaje y le impregna valor y carisma. La trágica historia de Ari le impregna fuerza a su carácter de líder de la operación, y eso se trasluce en la pantalla.

Si bien la cinta tiene los tintes propios de una película hecha en la Meca del Cine, la historia que narra y el acto de heroísmo y sinceridad humana en su centro la mantienen fuerte y hace que sea una obra que vale la pena ver. Es un cuento histórico agradable para el público con actuaciones magnéticas y corazón. 

Las escenas post créditos que muestran a los agentes del Mossad que participaron de esta misión resultará un tanto decepcionante, ya que muchos de ellos no se parecen a los presentados en la cinta, o porque incluso algunos personajes son una mezcla de estas personas. Sin embargo, el hilo narrativo es interesante, y la adaptación, también resulta agradable de ver. The Red Sea Diving Resort se basa libremente en eventos reales, pero la verdad y la ficción se enturbian tanto que es mejor no preocuparse demasiado por esto.

Puntaje: 7/10


the red sea diving resort poster
Título The Red Diving Resort
Estreno: 2019-07-31
En tiempo de ejecución:129 min.
Género:Drama, Historia, Novela De Suspenso
Estrellas:Chris Evans, Haley Bennett, Ben Kingsley, Michiel Huisman, Alessandro Nivola, Michael Kenneth Williams
Descripción: Agentes encubiertos abren un falso hotel con turistas reales como una cubierta para el contrabando de miles de refugiados Etíopes a la seguridad. Inspirada en hechos reales.

 

Yanil Coliva

Genio, millonario, playboy, filántropo...

Te puede interesar