"La Rebelión": Los rostros conocidos no son suficiente - Review

REVIEWS 29 de marzo de 2019 Por
Ubicado en un vecindario de Chicago casi una década después de una ocupación por una fuerza extraterrestre, "La Rebelión" explora las vidas de ambos lados del conflicto: los colaboradores y los disidentes.
Captivestate

¿Por dónde arrancar con La rebelión? Podría definirse cómo esto: Tenemos un mundo infinitamente rico y con muchísimas posibilidades pero todo sale mal.

Tras una ocupación extraterrestre en nuestro planeta, estos seres ajenos a nuestro mundo gobiernan la humanidad. La historia comienza 10 años después de ésta ocupación, nos ubicamos en Chicago, cuando Ashton Sanders (Moonlight) que interpreta a Gabriel, está en una pequeña banda de luchadores de la resistencia humana que trabajan para superar una barrera de seguridad y así contraatacar a los señores extraterrestres.


Hasta acá el mensaje es claro (Si bien han bombardeado los primeros minutos con gran información, y se vuelve complicado de asimilarlo todo) pero a continuación tenemos una historia que cambia de perspectiva varias veces, que brinda poca atención a los personajes y que desafortunadamente no llega a aclarar el panorama completo del filme. Esto causará muchísimas confusiones para el espectador, debido que abordan temas  que no se entienden, como también la cantidad de información en un solo bloque, termina pareciendo insatisfactoria e incompleta por más contradictorio que parezca.

La película es plana en varios aspectos, pero no se puede poner en debate la parva de actores que participan de éste largometraje. Teniendo a Sanders no solo a la cabeza, sino que John Goodman (El gran Lebowski) tiene un papel igual de protagonico, seguido de Jonathan Majors (White Boy Rick) y Vera Farmiga (Bates Motel), pero los actores secundarios tampoco dejan que desear como Madeline Brewer (The Handmaid's Tale), Marc Grapey (Adventureland) o el cantante Machine Gun Kelly, que recientemente ha participado de The Dirt, lo último de Netflix. Esto refleja que el punto más débil del filme es su estructura narrativa.

LarebelionSí, puede considerarse un buen discurso acerca de la esperanza de la vida humana pero es un mensaje que queda corto con sus 109 minutos de duración. Las emociones que puede trasmitir la película están ausentes para este entonces, la construcción de los personajes se ha esfumado y tenemos una película que navega en un laberinto sin salida.

La musicalización hace de la película algo más entretenida y se atreve a construir una serie de ‘clips’ con un juego de montaje preciso. Lo cual en sí no aporta al filme sino que lo decora prácticamente sin sentido. También, hablando de construcción, tenemos éstos extraterrestres que aparecen en contadas ocasiones, que desafortunadamente pierden el hilo en la historia pero aun así tienen un trabajo  de CGI extenso, pero extraño. Define su forma pero lo cierto es que es deforme.

Reflejos de una producción apurada, y que llegó tarde, debido que hace tres años que venían luchando por los derechos, y con éste escándalo también se condensó la elección del casting. Debido a estos problemas el proyecto no podía avanzar y cuando se le dio rienda libre a Captive State (su nombre original) ha ejecutado sus facetas de manera apresurada.

GoodmanSiguiendo por la fotografía, puede decirse que tiene un punto estable dentro del filme, y que es sin duda uno de los mayores atractivos que posee. Siguiendo una paleta post-apocalíptica, pero sin contrastes, transmite lo que se espera.

El coronamiento final es que tratándose de un filme de invasión extraterreste y una línea firmemente de ciencia ficción, no ha ahondado de la manera que merece éste proyecto; teniendo un campo profundo para encontrar una argumentación superior a la que tenemos aquí: llana, sin dimensión ni tampoco sentido.  Se esperaba un desempeño mejor por parte del director Rupert Wyatt, conociendo su experiencia previa con "El planeta de los simios: (R)evolución". En general, una película que necesita volver a reacomodar sus piezas.

Captiveposter
DATOS TÉCNICOS

Título: Captive State

Nacionalidad: Estados Unidos

Género: Ciencia Ficcion

Reparto: John Goodman, Vera Farmiga, Machine Gun Kelly, Ashton Sanders

Dirección: Rupert Wyatt

Guión: Erica Beeney, Rupert Wyatt

Montaje: Chris Lebenzon

PUNTAJE 4,5 / 10

Mara Cammarano

Cine y redacción. Un poco de series y diseño. @Maracammarano

Te puede interesar