El site independiente de la Cultura Pop El site independiente de la Cultura Pop

Crítica Everything Everywhere All at Once

REVIEWS 10/06/2022 Lara Ugarte Lara Ugarte

banner hush web

EEAAO_16422_RC (1) (1)
Crítica Everything Everywhere All at Once

Después de “Swiss Army Man”, Dan Kwan y Daniel Scheinert, deciden redoblar la apuesta siendo los realizadores de “Everything Everywhere, All at Once”, junto al mismo equipo de edición y montaje, para traernos a la pantalla grande esta pieza única. Con un increíble elenco que reúne algunas de las figuras más importantes del cine oriental como Michelle Yeoh, James Hong y Jonathan Ke Quan, en conjunto con la reconocida actriz Jamie Lee Curtis. 

La historia nos presenta a Evelyn, una mujer oriental que tiene una vida rutinaria, aburrida y agobiante, transcurrida en una lavandería que ha sido el negocio familiar por más de una década. La protagonista se ve atrapada en un loop sin fin entre auditorías por las deudas y el intento por no fracasar más de lo que lo ha hecho en el pasado. Mientras vive una crisis matrimonial, cría a  una hija a la que definitivamente no entiende. Su vida está llena de metas sin terminar y objetivos no cumplidos. Evelyn vive la peor versión de todas sus posibles vidas, y está por descubrirlo.

Michelle Yeoh le da vida a la que sin dudas es de las más exóticas heroínas de todos los tiempos. Una mujer mayor, insípida, sin talentos ni habilidades especiales. Una ciudadana extranjera con poco vocabulario en inglés, llevando una vida corriente e insignificante y que, en un abrir y cerrar de ojos, es la única esperanza para salvar el mundo. Pero nada sucede por arte de magia, al menos no todo. Lo nuevo que trae este film para rellenar un poco más las cualidades fantásticas que tiene el multiverso, es la percepción de que no sólo existimos en otros universos con diferentes vidas, sino que esas vidas son el resultado de las decisiones que hemos tomado. Un mundo lleno de potencial infinito. Múltiples universos paralelos girando en sincronía y la posibilidad de versiones alternativas, poderosas y aparentemente mejores de nosotros mismos. Es así como una viajera con la virtud de traspasar las infinidades del cosmos, posee también la capacidad de recopilar lo mejor de todos los mundos y así poder defender de una amenaza desconocida, su propio universo.

EEAAO_0001

¿Quién no pensó alguna vez en la probabilidad de que todos estemos viviendo en el multiverso? Y esta es la razón de por qué la idea es tan atractiva. Este concepto está resonando últimamente en las películas de ciencia ficción. Ya lo hemos escuchado dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, donde nos han proporcionado un poco más de información acerca de esta multiplicidad de dimensiones. Como en su momento lo fueron los viajes por el tiempo, con películas como “Back to The Future” o los saltos espaciales de líneas de tiempo o vidas paralelas, como en “Sliding Doors” o “About Time”, el multiverso parece ser el auge. Pero aun así este film está colmado de originalidad. Realmente el espectador no sabe con qué se puede, y esto permite una experiencia placentera. No sólo porque la narrativa es muy buena, sino por el festín visual que representa la película en su totalidad. 

“Everything, Everywhere, All at Once” de verdad lo tiene todo. Catalogarla en un sólo género sería una pérdida de tiempo. Puede ser un thriller de acción, un film fantasioso, un drama familiar y hasta puede competir fácilmente con una sátira por la cantidad de referencias a otras películas que tiene a lo largo del camino que recorre Evelyn. La narrativa es salvaje pero razonable dentro de sus propios parámetros multiversales. La película es oscura, extraña y surrealista. 

La película está dividida en tres partes. Su narración de bloques de construcción hace que la trama se sienta como un viaje. En un principio puede parecer tediosa y con escenas demasiado largas. Interfiere en muchos problemas que podrían no ser relevantes para la trama, pero que sin dudas crean el ambiente perfecto para transmitir de manera más detallada cómo se siente la protagonista respecto a la vida que lleva. Todo está premeditado, ya que esta sensación de fastidio es lo que permite que la segunda parte sea aún más explosiva, y lo que definitivamente le da continuidad a la narrativa.

La segunda parte de la película es un plot point constante, está llena de incidentes y acontecimientos que se enganchan a la acción y la hacen tomar otra dirección. Con planos y escenas que crean una línea de desarrollo que permite avanzar la historia de manera dinámica. Todos estos atributos aportan conflicto, sorpresa y tensión. Es en el tercer acto que la narrativa permite conectar con el espectador.

Siguiendo el hilo de los bloques que se construyen en tres partes y teniendo en cuenta el bajo presupuesto con el que efectuaron la obra, hace que la película tenga el doble de mérito comparándose con las franquicias millonarias que a veces gastan mucho, pero dicen poco. Los recursos limitados ayudaron a dar forma al estilo visual único de la película, que combina hábilmente una estética de efectos de los años 80 con gráficos en movimiento contemporáneos. Incluso los efectos más originales y llamativos de la película, son producto de ediciones más escuetas que lo acostumbra en el nivel de élite en el que se posiciona el film. La fotografía es realmente alucinante, con un enfoque pictorialista y por momentos expresionista. La propuesta estética perfecta que permite al espectador un clímax inmersivo y de incomodidad visual. 

Además de que este sea un film de ciencia ficción sobre viajes inter dimensionales, podemos estar todos de acuerdo en que es una película que trata sobre la elección de existir, de vivir plenamente el presente que nos tocó. Nos propone encontrar la belleza en nuestras vidas pequeñas y llenas de complejos, incluso cuando comparamos constantemente lo que tenemos con nuestras fantasías incumplidas. Por, sobre todo, valorar las personas que tenemos al lado y que nos quieren tal como somos. Una verdadera indagación sobre las relaciones interpersonales del ser humano.

Si alguna crítica puede tener este film, es que son demasiados los excesos. Aunque “Everything Everywhere All at Once” está lleno de momentos deslumbrantes, parece no haber fin en la imaginación de los directores. Pero la realidad es que, ciertamente, esto nos encanta. Es una película que arriesga y que se atreve a todo, y en definitiva, el resultado es increíble. Posiblemente de lo mejor que vamos a ver en el 2022, dejando la vara muy alta para los estrenos que sigan por delante. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias